Fukushima: La espada de Damocles ha comenzado a caer

ImagenPara quienes hayan leido el artículo sobre las centrales nucleares que escribí hace unos días atrás, la observación de este video será la confirmación de todo lo tratado allí. El modelo de simulación por computadora nos muestra el alcance a largo plazo de la diseminación del isótopo radiactivo cesio 137 que se vertió en el océano pacífico luego del desastre ocurrido en la central nuclear de Fukushima como consecuencia del terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011. Según la simulación podemos decir que justo ahora nos encontramos en la situación que se muestra a los 23 segundos del video. El alcance posterior en los próximos años no merece un calificativo menor que el de terrorrífico.

 El cesio 137 Tiene un periodo de semidesintegración de alrededor de 30 años. Veamos lo que Wikipedia dice acerca del comportamiento de este isótopo radioactivo. “El Cesio-137 es soluble en agua y sumamente tóxico en cantidades ínfimas. Una vez liberado al medio ambiente, sigue estando presente durante muchos años, dada su vida media. Puede causar cáncer 10, 20 o 30 años a partir del momento de la ingestión, inhalación o absorción, cuando una suficiente cantidad ingresa al organismo.” (1)

 En la esquina superior izquierda del video pueden ver el avance del tiempo en días. Si hacemos la simple conversión a años veremos que dentro de unos cuatro años posteriores al inicio del accidente nuclear el Pacífico Norte estará completamente contaminado llegando hasta las costas de América del Norte, China y Rusia.

 ¿Por qué nadie está hablando de esto? Me pregunto si ya no será hora que dejemos de ingerir pescado y todo tipo de fruto del mar proveniente del Pacífico. ¿O es que guardan silencio para que no se dañe la economía pesquera. a costa de la vida de millones de seres humanos? Cada cual saque sus propias conclusiones.

(1) Wikipedia

Publicado en Catastrofe Nuclear | Deja un comentario

La Tierra pierde el norte ¿Tienes un plan de acción?

Por Rudy Erös

Ante lo inesperado no sabemos reaccionar. Debemos aprender a desarrollar una conciencia proactiva que nos ayude a estar preparados para enfrentar grandes cambios. Deja de pensar que todo seguirá funcionando tal como lo conoces. Si mañana al levantarte descubrieras que el grifo no te da ya más agua, que el refrigerador no sirve porque ya no hay corriente eléctrica, que los alimentos ya no puedes conseguirlos en los supermercados y que tu seguridad y la de tu familia ya no depende les “sistema” porque todo se ha desmoronado y las calles son un caos ¿Qué harías? ¿Sabrías a dónde ir? ¿Sabrías cómo conseguir comida? ¿Cómo defenderías tu casa y cómo protegerías a tu familia? Si un día de estos descubres al levantarte que el mundo ha cambiado tan abrupta y radicalmente, lo cual no es una mera teoría sino una posibilidad muy concreta ¿Cuál sería tu plan de acción? ¿Tienes alguno en mente? ¿O eres de aquellas personas que piensan para sí “si algo va a ocurrir ocurrirá y yo nada puedo hacer”. Si piensas así, pregúntate qué sería de los japoneses que vivieron el tsunami del 2011 si no hubieran tenido un plan de acción. Quienes corrieron a los sitios altos y abandonaron todo no sabían la magnitud del maremoto que luego les azotó.. simplemente actuaron según un plan y lograron salvar sus vidas. Los japoneses son proactivos, viven con un plan de emergencia en sus mentes y así es que durante un evento apocalíptico que podría haber matado quizás a cientos de miles, la gran mayoría sobrevivió.

Grandes cambios están por venir. La tierra está viva y esos cambios ya pueden percibirse. No es importante detenerse en discutir si ocurrirá o no, si será la semana entrante, el año próximo o dentro de una década. Lo importante es estar preparado para enfrentar esos cambios cuando tengan lugar. Debemos tener un plan. Tu tienes en tu casa un botiquín de primeros auxilios, no porque sepas cuándo tendrás que usarlo sino porque sabes que puedes necesitarlo en cualquier momento. ¿Te estás informando? ¿Te estás preparando?

El video que aquí estoy compartiendo se refiere a algunos de esos cambios y podría ser de gran ayuda para abrir nuestra percepción y ayudarnos a ser más proactivos. Los científicos están trabajando en ello investigando y encontrando evidencias claras de que un gran cambio está aconteciendo ahora mismo. Si crees que vale la pena dedicar unos minutos para informarte al respecto y entiendes la gravedad del problema, habla con tu familia y tus amigos de estos temas; no con un tono dramático ni mesiánico, no se trata de infundir miedo ni generar pánico sino de educar, del mismo modo que un padre educa a sus hijos para prevenirlos de los peligros de la vida diaria, pero ahora a una escala superior. Habla con tus allegados y discute un plan a seguir si ocurriera un cambio drástico en la vida tal como la conocemos. Hay que empezar. De alguna manera hay que comenzar a hacerlo.

Publicado en Pole Shift | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Fukushima: La espada de Damocles que se cierne sobre la humanidad


Por Rudy Erös

En uno de mis artículos anteriores, “2012: Una revisión de los sitios ‘seguros’ propuestos por Patrick Geryl“, menciono la peligrosidad de la cercanía de cualquier central nuclear ante una catástrofe natural. Sin embargo esto no puede considerarse como un problema más sino como el principal y el más preocupante de todos los que podría enfrentar la raza humana ante un cataclismo, como por ejemplo el que resultara como consecuencia de la migración de los polos magnéticos terrestres.

Existen actualmente 440 reactores nucleares en todo el mundo (1), o al menos eso es lo que los informes oficiales aseguran. Tan sólo EEUU posee 104 de esos reactores en su territorio. Le siguen Francia con 59 reactores, Japón con 56, Rusia con 31 y el resto de los países con 20 o menos. Para darnos una idea del peligro que esto representa sólo debemos mirar hacia atrás, apenas un poco, para ver las consecuencias aún inciertas a largo plazo pero gravísimas hasta el momento, que el tsunami ocurrido en Japón en el 2011 como consecuencia del terremoto de casi 9 grados ha dejado al destruir parte de la central nuclear de Fukushima. Si miramos un poco más atrás, hoy podemos comprender hasta dónde el desastre de la central nuclear de Chernobyl en Ucrania ha afectado la vida de cientos de miles de personas; y no me refiero sólo a los muertos sino a los que permanecen aun vivos sufriendo severas enfermedades o deformaciones físicas que también han transmitido a sus descendientes y a todos los que tristemente fueron muriendo a lo largo de estos años como consecuencia de la exposición a ese enemigo invisible, la radiación. Recomiendo leer al respecto el artículo escrito por mi gran amigo Leandro Baraglia donde además podrán ver un video documental La Noche Temática que aunque todo el mundo debiera tener conocimiento de este material, no ha tenido difusión por parte de organismos oficiales.

Cuando miramos el mapa mundial y sobre él la distribución de reactores nucleares, creo que deberíamos tener un gran caudal de sangre fría para no sentir un escalofrío recorriendo todo nuestro cuerpo. Estamos rodeados; literalmente. En algunos sitios más, en otros menos, pero el cerco es basto y suficiente como para despertar en nuestra conciencia la indiscutible comprensión de que sobrevivir a un apocalíptico cataclismo propiciado por la naturaleza no sería el desafío principal, sino cómo escapar a un posterior desastre nuclear aconteciendo simultáneamente en todo el globo.

Una sola central nuclear, un solo reactor que explotó en Chernobyl en agosto de 1986 produjo una nube radioactiva que abarcó toda Europa, Bielorusia y Paíse Bajos. Tan sólo a modo de ejemplo citaré a continuación un informe del año 2006 de Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear

 “En abril de 2006 la sección alemana de la AIMPGN realizó un informe que rebate gran parte de los resultados del resto de estudios realizados. Entre sus afirmaciones se encuentra que entre 50.000 y 100.000 liquidadores han muerto hasta 2006. Que entre 540.000 y 900.000 liquidadores han quedado inválidos. El estudio estima el número de víctimas mortales infantiles en Europa en aproximadamente 5000. Según el estudio sólo en Baviera (Alemania), se han observado entre 1000 y 3000 defectos congénitos adicionales desde Chernóbil. Sólo en Bielorrusia, más de 10.000 personas han sufrido cáncer de tiroides desde la catástrofe. El número de casos de cáncer de tiroides debidos a Chernóbil previsto para Europa (excluida la antigua Unión Soviética) se sitúa entre 10.000 y 20.000, entre otras.” (2)

Tan solo con esta minúscula referencia deberíamos poder hacernos aunque sea una vaga imagen de lo que implicaría un desastre nuclear ocurriendo simultáneamente en todas partes del globo luego de un cataclismo de proporciones inimaginables, como consecuencia de una migración de los polos terrestres. No discutiremos aquí la posibilidad de que esto ocurra, de hecho la ciencia ya posee claras evidencias de que varias reversiones magnéticas ha ocurrido a lo largo de la historia del planeta, de modo que la pregunta no es si va a ocurrir sino cuándo; y parece ser que muchos científicos están de acuerdo que podríamos estar presenciando la transición hacia un nuevo evento de tales características.

No hay un consenso respecto a las consecuencias que una reversión magnética de los polos podría causar sobre la faz de la tierra, sin embargo existe un ejemplo que podemos estudiar en nuestro sol, donde durante el máximo de actividad solar que ocurre aproximadamente cada 11 años, el campo magnético de nuestra estrella invierte su polaridad, lo cual indica que esa inversión de polos y la enorme actividad en la superficie del sol están absolutamente entrelazadas (3). De allí podemos inferir que una reversión geomagnética debería estar relacionada con grandes cambios en la superficie terrestre. ¿Cuáles y cómo serían esos cambios? Las historias que nos han legado culturas milenarias nos hablan de enormes cataclismos en un pasado distante, los cuales modificaron radicalmente la superficie terrestre. Tanto en jeroglíficos egipcios, escritura cuneiforme que han dejado los sumerios, así como en la propia Biblia podemos encontrar la descripción de sucesos tales como un diluvio universal e incluso la detención de la rotación del globo terrestre para luego girar en sentido inverso. Si sólo consideramos estos relatos como mito, correremos el riesgo de eludir una grave advertencia que la historia nos ha legado, ya que en el caso del gran diluvio la fuente del mismo no es exclusiva del relato bíblico y de su popular Noe, sino que ha permanecido en la memoria de innumerables pueblos alrededor del mundo. (4) El relato bíblico de Noe no es más que el eco del relato sumerio de Utnapishtim miles de años antes que fuera escrito el Pentateuco. (5)

Ahora bien, la gran diferencia entre el accidente de Chernobyl y el desastre de Fukushima es que en el primero la causa fue por error humano en la falta de previsión en el fallo del sistema; en el caso de Fukushima la causa fue un desastre natural. Sin embargo a la hora de considerar el tema de la seguridad ante un cataclismo generalizado, el “error humano” poco importa, ya que por más segura que sea una central nuclear, Fukushima nos ha mostrado que ante las fuerzas de la naturaleza las medidas de seguridad de una central nuclear se reducen a nada. Imaginemos un escenario poco común pero que no necesariamente alcance el calificativo de ‘apocalíptico’ en el sentido de globalización; si pensamos en el siguiente ejemplo bastará para que nos preocupemos lo suficiente. Imaginad una reacción de la corteza terrestre que provoque una cantidad considerable de terremotos de más de 8 grados simultáneamente en diferentes zonas del planeta y que varias centrales nucleares sufran daño al mismo tiempo. Imaginad que de las 440 centrales nucleares tan solo media docena de ellas colapse tal como lo hizo la de Fukushima o la de Chernobyl. ¿Estamos listos para imaginar semejante desastre? No lo estamos, así como tampoco estaremos preparados para escapar de ese mortal enemigo invisible que es la radiación. Pero en este ejemplo no estamos imaginando un escenario peor, el cual podría ocurrir y del cual sin dudas y ante las actuales perspectivas es mejor que no lo abordemos.

La pregunta que debemos hacernos hoy, ahora.. es ¿Qué podemos hacer para que todos tomen conciencia de la gravedad de nuestra situación? Si quienes detentan el poder político y económico conocen este peligro y no hacen nada ¿Qué podemos hacer nosotros.. la mayoría de los habitantes? Creo que el primer paso es difundir el problema y darlo a conocer a la mayor cantidad de gente que sea posible. La toma de conciencia a nivel mundial es vital para poder presionar a los poderosos que manejan el establishment y obligarlos a renunciar a la nuclear como fuente de energía. Hay quienes habrán notado que en nuestro análisis no hemos incluído la problemática paralela de la enorme cantidad de armamento nuclear que poseen las potencias depositado en diferentes lugares del globo. Si así lo desean pueden sumar al cuadro que hemos esbozado todo el armamento nuclear y también el químico. Entonces podrán vislumbrar que cualquier situación que pudiéramos imaginar sería superada ampliamente por la realidad.

Si luego de leer este breve resumen comprendes la gravedad del problema en el cual TODOS estamos involucrados, por favor difúndelo. Gracias.

Referencias

(1) http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Reactores_nucleares

(2) http://es.wikipedia.org/wiki/Accidente_de_Chern%C3%B3bil

(3) http://ciencia.nasa.gov/science-at-nasa/2001/ast15feb_1/

(4) http://www.talkorigins.org/faqs/flood-myths.html#Yamana

(5) http://nibiruvuelve.blogspot.com.ar/2011/08/el-friso-maya-y-el-gran-diluvio.html

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El Friso Maya y el Diluvio Universal

ImagenPor Rudy Erös
EL DILUVIO UNIVERSAL 
Un evento cíclico

 
A veces las evidencias que podrían corroborar una determinada historia se escabullen para tornar esa historia aún más enigmática e improbable de lo que por si misma parece. En otros casos las pruebas resultan ser tan endebles como la evidencia que en este caso nos acompaña: una simple fotografía. Sin embargo la historia de este retrato en sí es tan interesante como lo que en él vemos (Hacer click en la fotografía para ver en detalle). Teoberto Maler es el responsable de esta captura fotográfica. El fue un personaje más que interesante, el cual dedicó gran parte de su vida a explorar y documentar la cultura maya plasmada en inmortales construcciones de piedra legadas a la humanidad futura. Era arquitecto e ingeniero, por lo cual podemos imaginar su enorme interés por las construcciones piramidales de la antigua cultura centroamericana. Fué uno de los primeros, si no el primero, en tener un concepto moderno de la preservación arqueológica dado que se disgustaba con los exploradores de su época quienes arrebataban inescrupulosamente objetos y piedras grabadas de las ruinas; Maler consideraba que los sitios arqueológicos debían permanecer intactos, por lo cual es considerado un precursor de la disciplina arqueológica moderna. El prestigio de Maler es indiscutible al punto que uno de los complejos de edificaciones en Tikal lleva su nombre: Complejo Maler. El dejó su firma grabada en una de las paredes de roca de una de las estructuras principales de la acrópolis central, inmortalizando así su presencia en el sitio. 
 
La fotografía
 
La foto tomada por Maler nos muestra una escena por demás sobrecogedora, intrigante y a la vez familiar. Un hombre ataviado indudablemente con vestimenta de la cultura maya, se encuentra en una canoa escapando de una situación escalofriante: un gran cataclismo, el cual se hace evidente en la erupción del volcán que está al fondo y otros más allá del horizonte; la portentosa actividad sísmica está presente en el derrumbe de una pirámide justo a la izquierda del volcán. Las consecuencias de un poderoso tsunami se pueden apreciar en la persona que flota en las aguas a la deriva; y el pez muerto, símbolo de un gran desastre ecológico marino. Otros detalles de la fotografía serán considerados más adelante. ¿Pero por qué esta fotografía debería considerarse una excelente evidencia en vez de una prueba endeble? Para responder esta pregunta debemos remitirnos a un posible amigo de Maler, el arquitecto inglés Robert Stacy-Judd , quien utilizó dicha fotografía en un libro que este publicó en 1939 “Atlantis: Mother of Empires”. Aparentemente la foto original habría estado en poder del propio Robert Stacy-Judd y según declaraciones del propio Stacy-Judd, antes de morir Maler habría revelado que lo que muestra la fotografía es sólo una porción de un extenso friso que circunda la totalidad de una cámara subterránea. No deberíamos dudar que el arquitecto inglés dijo la verdad, pero además conociendo su inclinación e interés por el arte maya, deberíamos sospechar que si Maler le confió la ubicación de esa cámara, Stacy-Judd jamás revelaría su ubicación sin antes ser el ‘primero’ en llegar hasta ese lugar perdido en las selvas guatemaltecas. Pero eso tal vez nunca lo sabremos.

Tampoco sabremos si esa información “llegó” o fue comprada por algún coleccionista privado o algún testaferro de la NASA. ¿La NASA? ¡Sí la NASA!  Muchas personas piensan que a ese organismo del “gobierno” estadounidense sólo le importan los viajes espaciales y la puesta en órbita de satélites artificiales; sin embargo ya sabemos con certeza que en los años 70s, más precisamente en 1976, una expedición patrocinada por la NASA y comandada por el ex astronauta Neil Armstrong exploró la Cueva de los Tayos, en Ecuador, donde el húngaro-argentino Juan Moricz había descubierto años atrás a un grupo de aborígenes que hablaban el antiguo idioma húngaro y eran los guardianes del acceso a una cueva que según Moricz recorría las entrañas de la cordillera de los Andes y donde se guardaban unas planchas de metal con extraños símbolos jamás descifrados. Armstrong dijo posteriormente que nunca encontraron nada, lo cual contradice sus primeras declaraciones donde aseguró que aquella experiencia había sido más sorprendente que su viaje a la Luna. No cabe duda que “alguien” aconsejó a Armstrong rectificar sus declaraciones pues fuera lo que fuera lo que el ex astronauta vio en la Cueva de los Tayos, esto no era algo que debía cederse al dominio público. Entonces, volviendo a nuestra fotografía del friso maya, si la NASA o algún otro grupo con oscuras intenciones de desinformación se apoderó literalmente del sitio descubierto por Maler, jamás sabremos algo acerca de esas ruinas. Pero hay una pregunta que no puedo dejar de hacerme y que a la vez quiero dejar flotando en la mente del lector ¿El resto del friso donde Maler tomó la foto del escape, contenía alguna información que relacione ese evento con el fin del calendario maya?

 
 
Historias paralelas
 
 

En algunas páginas de internet hay quienes aseguran que Maler llevó el segmento de roca a alemania y que estuvo expuesto en el Museo de Berlín hasta que en la Segunda Guerra Mundial, tras los bombardeos, la pieza invaluable se habría perdido. Yo creo que conociendo la postura conservadora que tenía Maler, según lo mencioné más arriba, sería bastante difícil creer que la estela fuera llevada a Alemania por él mismo usurpando así el contenido de un sito arqueológico. Confirmar la presencia del fragmento del friso en el museo alemán es una asignatura pendiente que constará en contactar personal de archivo del Museo de Berlín que pueda confirmarlo. Sin embargo más allá de que pueda probarse la existencia físca del segmento de friso en el museo antes de la guerra, en base al prestigio y antecedentes de Maler, no tengo dudas que la fotografía es absolutamente auténtica y con ella nos bastará para encarar los diferentes temas que a partir de esa imagen podemos interpretar.

Por otro lado, suponiendo que la historia de la existencia del friso en el museo alemán fuese cierta, eso no necesariamente querría decir que Teoberto Maler contradijo sus propios principios de conservación arqueológicos; ya que la roca podría haber sido llevada al museo por ‘alguien’ más a quien Maler podría haber confiado el secreto de la ubicación del sitio, y esta persona a su vez llegar hasta allí, remover el trozo de friso y levarlo hasta Alemania después de la muerte de Maler en 1917. Recordemos que si, como se dice, el objeto permaneció en el museo hasta 1939, pasaron muchos años desde el fallecimiento de Maler y esta podría ser la mejor evidencia de la presencia de “otra mano” en el traslado de la pieza desde su lugar de origen. Cuando decimos que la pieza se “perdió” no necesariamente queremos decir que se destruyó sino que esa “mano” de la que hablamos antes hizo que la pieza pase a la clandestinidad. Y para adelantarme a quienes creen que esa es una presunción muy retorcida o improbable, quiero recordarles que ya vimos actuar a esa “mano” en la invasión estadounidense a Iraq; durante la llamada Tormenta del Desierto y después de ella, unas 15 mil piezas  desaparecieron del Museo Arqueológico Nacional de Iraq. Para información de quienes piensan que “desaparecieron” porque fueron destruidas por los bombardeos tengo que decirles simplemente que no sean ilusos, ya que algunas de esas piezas fueron ‘recuperadas’ misteriosamente gracias al accionar de diferentes organismos internacionales. Pero muchas, la mayoría y quizás las más importantes, jamás aparecieron y jamás aparecerán. Esto abre una pregunta que todos deberían hacerse (yo conozco la respuesta gracias a una fuente por demás confiable) ¿EEUU invadió Iraq sólo por el petróleo? Para quienes tengan la inquietud, pueden investigar acerca de la enorme cantidad de soldados arqueólogos que el gobierno estadounidense llevó a Iraq. ¿Para qué? ¿Qué ‘objeto’ arqueológico estaba (o está) buscando la CIA en Iraq? ¿Si el objetivo de la guerra era erradicar la presencia de Al Qaeda para qué tantos arqueólogos? Mi fuente habló acerca de unos “planos” o una “llave” para acceder a un portal dimensional. Pero.. ¿Quienes pueden haber dejado semejante legado? ¿Los sumerios? Probablemente SI.

Los dioses Anunnaki deben haber dejado algo muy valioso que las elites de la realeza británica y sus primos estadounidenses conocen desde hace tiempo y por alguna razón decidieron que en esta época debería ser encontrado y expropiado . De hecho, pueden acceder al sitio web del museo de Iraq y constatar a través de decenas de fotografías la enorme presencia militar estadounidense durante la recuperación de piezas arqueológicas entre las cuales se encontró una máscara o imagen de la reina sumeria Nin.Puabi junto con muchos otros objetos personales de esta dama sumeria. No voy a darles el link directo para que tengan la experiencia de acceder a las fotos por ustedes mismos. Simplemente entren en la página del Museo Arqueológico Nacional de iraq http://www.baghdadmuseum.org/ y busquen al pie de la página el enlace “The secret of Nimrud”. Observen cuidadosamente la gran cantidad de fotografías y pregúntense ¿Qué hacen allí tantos militares de rango involucrados en algo que es trabajo exclusivo de arqueólogos? 

[Zecharia Sitchin, el autor de “El 12º Planeta” e intérprete de las tablillas sumerias quien ha contado al mundo la historia de los anunnaki (los que del cielo vinieron a la tierra) y la creación del hombre desde reingeniería genética hace miles de años, curiosamente dejó pendiente justo antes de su muerte en octubre del año 2010, un pedido de análisis de ADN de los huesos de la reina/diosa Nin.Puabi, dado que él estaba convencido que esos estudios podrían revelar la ascendencia mitad humana y mitad anunnaki de la reina. ¿Casualidad?.  Los familiares que continúan con el trabajo de Sitchin han iniciado los trámites ante el Museo de Historia Natural de Londres, pero los tiempos de espera van a arruinar los nervios de quienes esperamos con ansias esos resultados. Los intereses/agenda detrás del gobierno inglés y norteamericano probablemente impedirán que esa investigación salga a la luz.]

 
 
El Gran Diluvio, del mito a la realidad
 
Desde que Zecharia Sitchin develó a través de sus libros de la serie ‘Crónicas de la Tierra’  las historias que hace miles de años nos legaron los sumerios, muchos nos quedamos atónitos al descubrir que ya los sumerios mucho antes que el pentateuco contenido en la Biblia, describían los acontecimientos de un Gran Diluvio cuyos detalles antes y después del mismo son mucho más numerosos y con una riqueza de información que nos aclara muchas incógnitas que el relato de Noé ha dejado planteadas. Mientras que el relato del Diluvio Universal bíblico se presenta como un hecho casi aislado y con poco detalle, la historia de Utnapishtim (el Noe sumerio) tiene un sentido de conexión total con los acontecimientos antes y después del cataclismo que provocó la gran inundación en todo el planeta.
 
La ciencia siempre ha decretado como mito tanto a las historias contenidas en la Biblia como los acontecimientos de los orígenes de la humanidad descritos en las tablillas de escritura cuneiforme dejadas por los antiguos sumerios. Según Zecharia Sitchin es este justamente el gran obstáculo para comprender nuestros origenes, es decir, tomar esas historias como mito en vez de como una fascinante cosmogonía. Siguiendo el razonamiento de Sitchin al tomar todas las historias que nos cuentan los sumerios sobre los orígenes de la humanidad como reales, todo se hace claro y las piezas del gran rompecabezas del enigma de la existencia comienzan a encajar. Incluso la personalidad cambiante del dios de Israel, el ora bondadoso ora inmisericorde Yaveh, encuentra una explicación casi obvia a la luz de los relatos que los sumerios dejaron acerca de sus dioses anunnaki. Quienes no conozcan aún la obra de Sitchin deberían acercarse a sus libros comenzando por el primero de sus trabajos “El 12º planeta”. Pero no es mi intención desglosar la obra de Sitchin en este escrito sino sólo utilizar los contenidos que nos interesan a fin de corroborar la realidad del Gran Diluvio en el pasado y la inminente cercanía de un evento similar en los próximos años de esta primera mitad del siglo XXI. Para saber cómo enfrentar un evento catastrófico de tal magnitud, la única manera es comprender cómo ocurrieron los hechos en el pasado y qué han hecho para lograrlo aquellos pocos privilegiados que pudieron sobrevivir. 
 
  
Demasiadas coincidencias
 
¿Cómo podemos estar seguros que el Gran Diluvio fue real y no una simple historia o mito inventado por culturas milenarias?  
La primera vez que vi la foto tomada por Teoberto Maler quedé en shock. Supongo que el propio Maler debe haber sentido algo parecido cuando se encontró con ese tramo de friso en aquella cámara construida por los mayas. Mi mente comprendió en ese instante que la historia del diluvio contada por las culturas del Oriente Medio no fué un hecho aislado sino un verdadero acontecimiento universal. Todo el mundo había sido afectado por el cataclismo y si eso era cierto, así como los mayas habían dejado un testimonio del mismo grabado en piedra, otros pueblos americanos y de otras latitudes deberían haber hecho algo similar.

Comencé a buscar información al respecto y ante mi asombro descubrí el trabajo de no uno sino varios antropólogos e investigadores alrededor del mundo, quienes habían recopilado pacientemente el relato de un ‘gran diluvio’ transmitido de generación en generación, de boca en boca, por los ancestros de diversos pueblos aborígenes de todas partes del mundo. Para entonces la idea de mito en relación a un Diluvio Universal, aunque nunca pensé que lo fuera, quedó en mi mente totalmente descartada para siempre. A partir de allí comprendí que ese acontecimiento fue tan real como el sol que nos ilumina cada día y algunos eventos de mi niñez relacionados con esto comenzaron a cobrar vigencia en mi memoria y a tener un sentido alarmante y al mismo tiempo revelador. 

 
Rozika, la vidente ciega de nacimiento 
(De cómo los frailes franciscanos se quedaron con lo que no les pertenece)
 
Esta es una historia muy peculiar que ocurrió en el seno de mi familia antes que yo naciera y que más tarde, cuando durante mi adolescencia me fue contada por mi abuelo y mis padres, entendí que de alguna manera mi abuela había querido darme un mensaje muy importante antes de morir. 
Mis abuelos paternos junto con mi papá que en ese entonces tenía unos 7 años, emigraron desde Hungría a la Argentina hacia finales de la década de 1920, diez años después que mi abuelo sirviera como soldado durante toda la Primera Guerra Mundial. La situación económica era tan mala y las consecuencias de la guerra tan desbastadoras que mi abuelo decidió, como muchos otros ya lo habían hecho, emigrar al lugar más lejano posible. Ese pensamiento les nacía del sentimiento de querer estar lo más lejos posible de un potencial escenario similar en el futuro. ¡Y cuánta razón tuvieron en pensar así!  

La vida en el nuevo continente al otro lado del mar y del mundo no era muy fácil, pero con mucho esfuerzo y sacrificio se podía salir adelante y establecer una familia y educar a los hijos. Durante la década del 50, mis abuelos tuvieron por primera vez la oportunidad de volver a Hungría en un viaje de paseo para visitar a los familiares y amigos que hacía tanto no veían y de quienes tampoco mucho sabían pues el comunismo ruso había puesto pié en Hungría  y las libertades personales estaban muy restringidas en todos los sentidos. Así, aprovecharon un viaje que no sabían si podrían volver a repetir y se quedaron allí por varios meses disfrutando con la familia. Mi abuela Rozalia, era una persona muy especial, ella tenía un gran carácter y una fé religiosa muy profunda. Recuerdo que cuando era un niño la veía como envuelta en un halo de misterio y fascinación. Una mujer muy luchadora que siempre estaba trabajando y organizando reuniones espirituales donde el rezo del rosario era una actividad envuelta de un gran sentido místico. Mi abuelo siempre la acompañaba.

Durante el viaje a Europa, mi abuela tuvo la oportunidad de salir de su pueblo, Bacsgyulafalva (hoy Telecka perteneciente a Serbia), para visitar a una gran amiga de la infancia, Rozika, una mujer que al igual que mi abuela tenía una gran espiritualidad, pero que además gozaba de un don por el cual era muy respetada en aquella zona geográfica; era vidente, la vida le había conferido misteriosamente el don de tener ojos espirituales, aún cuando sus ojos físicos jamás habían visto la luz del sol. Cuando mi abuela llegó a la casa de Rozika, ella estaba sumida en un profundo letargo que le ocurría periódicamente cuando entraba en estados visionarios. Esos estados podían a veces durar varios días y por ello siempre tenía varias discípulas que le cuidaban y la atendían. Cuando mi abuela entró a la habitación donde la vidente estaba recostada, ésta despertó y reconoció la presencia de su amiga de la infancia con mucha alegría. Hablaron de muchas cosas, entre ellas, Rozika le aseguró que esta era la última vez que se verían en esta vida pero que no se sintiera triste por ello, pues así debía ser y la posibilidad de ese reencuentro era ya un gran premio para ambas. Luego le entregó un cuaderno escrito por ella en el cual había una serie de visiones acerca de acontecimientos trascendentales que ocurrirían en el mundo a futuro. Antes de despedirse le dijo a mi abuela “… dile a tus nietos que vayan a vivir a lugares altos, porque el agua va cubrir las tierras y los lugares bajos desaparecerán en todo el mundo…”,   

 
Cuando mi abuela estaba muriendo en el hospital yo tenía apenas 6 años y para no impresionarme, mis padres decidieron no llevarme a visitarla. Sin embargo durante los últimos momentos de vida dicen que pronunciaba mi nombre y que tenía deseos de verme. De alguna manera yo no estuve allí y jamás supe que es lo que tal vez podría haberme dicho. La historia de la vidente y su advertencia me fue contado por mi abuelo y mis padres en varias ocasiones y con el paso de los años fue adquiriendo cada vez mayor vigencia e importancia para mi. Sin embargo, durante aquellos años cuando mis abuelos habían regresado de su visita a Hungría, ocurrió un hecho que aún hoy me produce tanta incógnita como rabia. El cuaderno que Rozika le había confiado a mi abuela había desaparecido en circunstancias bastante desagradables y no sin culpa de mis propios abuelos. Ambos eran asiduos participantes de la colectividad húngara en Argentina y todos los domingos iban (íbamos) a participar de la misa húngara en la capilla de San Roque, que se encuentra justo al lado de la basílica de San Francisco en pleno centro de la ciudad de Buenos Aires. Los sacerdotes húngaros que daban las misas de la colectividad eran frailes franciscanos y ambos, muy amigos de mis abuelos. Un día, mis abuelos le contaron la historia de la vidente Rozika al fraileSzatmáry Pater quien se mostró muy interesado y cuando pusieron en sus manos el cuaderno con las profecías, éste les pidió a ambos que se lo prestaran para compartirlo con un fraile superior. El tiempo pasaba y el cuaderno nunca regresó. Pasaron los años y cuando yo ya había nacido y tenía 3 o 4 años de edad el fraile falleció.

Pocos días después mi padre y mi abuelo fueron a la Basílica de San Francisco para reclamar el cuaderno que debería estar entre las pertenencias dejadas por el fraile, sin embargo y a pesar de que se les permitió entrar en la habitación, la cual parecía estar aún intacta y con los objetos personales del fraile, jamás encontraron el cuaderno. Al confrontar al otro fraile amigo y  preguntarle si tenía idea del destino de aquel cuaderno el fraile le respondió a mi abuelo “tal vez eso es algo que no debes tenerlo y que está en mejor resguardo bajo el cuidado de la iglesia”. Caundo me contaron esta historia por primera vez en mi adolescencia recuerdo haber sentido mucha impotencia y a la vez comprendí que dentro de la Iglesia existen cofradías y sectas masónicas que encontraron en ese cuaderno y su historia una perla y una clave para seguramente comprender sucesos futuros; a la vez, mi familia y especialmente yo habíamos perdido una información invaluable para siempre.

 
Hoy no tengo el cuaderno en mis manos. Pero mi abuela me dejó un legado sorprendentemente dramático: “ir a vivir a lugares altos”. Esto es lo que me ha movido a investigar con toda la seriedad y el empeño que me es posible, la inminente transformación de la faz de la tierra por un cataclismo que hará que el mar, como ya ocurrió en tiempos remotos, se vuelva como loco y se adentre en cada rincón de tierra que esté a su paso. Durante los años que siguieron en mi despertar hacia todos estos temas siempre estuve buscando pero siempre encontraba tanta información que o bien me distraía en otra dirección o me perdía en innumerables fuentes poco confiables, y sin un órden que me permitiera arribar a buen puerto, poco lograba como conclusión. El tema de la advertencia de la vidente Rozika recobró fuerza en mi mente recién en la dácada de los 80s cuando a través de un amigo vi la copia de unos mapas, supuestamente en poder de la yogui rusa Indra Devi, en los cuales se veía la transformación de la geografía mundial a causa de un futuro cataclismo donde el agua de los mares cubriría mucha tierra firme. Hoy con ayuda de la tecnología podemos acceder a un mapa virtual interactivo  que sirve justamente para ver cómo se vería el mundo según el agua de los mares vaya subiendo. Cuando uno programa la vista para unos 250 metros sobre el nivel actual, lo que se ve es muy parecido a lo que yo había visto en aquel mapa. Las ciudades más importantes del mundo definitivamente desaparecerán. 
 
Pero fué ahora en esta década inicial del nuevo siglo que algo ocurrió dentro de mí y que gracias al internet, gracias a mi persistente búsqueda y a investigar la historia de nuestra especie, he logrado encontrar verdaderas respuestas y también nuevos enigmas acerca del pasado y el futuro de la humanidad. El Diluvio Universal es un hecho que ha ocurrido probablemente en varios períodos de la historia del planeta y que volverá a tener lugar. Las pruebas de su existencia en el pasado son muchas(1) y las señales de su nuevo arribo están siendo descubiertas poco a poco por unos cuántos investigadores que en algunos casos han dedicado sus vidas enteras para tratar de encontrar esos signos que nos puedan dar una pista de cuándo y cómo es que volverá a ocurrir. Mi historia personal contiene un pista indudable para mi. Hoy gracias al internet podemos encontrar muchas pistas e intentar unirlas para formar un gran mapa que nos muestre lo que ocurrió y lo que podrá ocurrir muy pronto. 
 
(1) Las evidencias geográficas de un pasado diluvio universal pueden encontrarse en diferentes sitios de nuestro planeta. Montañas que en su altura conservan sedimentos marinos, marcas de elevación del mar en laderas de montañas, fósiles de especies marinas en sitios donde actualmente hay tierra firme, etc. 
 
 
La historia se repite
 
Una de las pistas que más me han llamado la atención es el tema de una reversión geomagnética. Cuando leí las investigaciones realizadas por Patrick Geryl en sus dos libros, “La Profecía de Orión” y “Cómo sobrevivir al 2012”, me di cuenta que todo aquello tenía mucho sentido, y pronto conseguí un ejemplar del libro “Pole Shift” de John White, donde éste hace una compilación de todos los trabajos de investigación que se hicieron respecto a posibles reversiones magnéticas en nuestro globo durante épocas pasadas, incluyendo predicciones y profecías hechas por conocidos videntes, profetas o pueblos aborígenes alrededor del globo.

El trabajo de Geryl me interesó especialmente por entrelazar la actividad electromagnética solar con la terrestre; advirtiendo que el campo magnético de la tierra junto a los del resto de los planetas de nuestro sistema, es sensible a los cambios en la actividad del campo magnético del sol. Luego el periodista e investigador inglés David Icke  siguió estas mismas conclusiones en sus conferencias acerca del fraude del cambio climático, propuesto por el protocolo de Kioto y uno de sus más acérrimos defensores, el señor Al Gore. Cuando uno sigue la lógica y las estadísticas a la luz del sentido común, comprende claramente que lejos de ser la actividad del hombre la causa de los cambios en el clima terrestre, nuestro Sol es el único responsable de tales cambios. Al Gore y su tonta teoría acerca del C02 emitido a la atmósfera por la actividad humana como responsable del calentamiento global, no tienen substancia ni lógica, lo cual hasta un escolar de primaria puede comprender. 

 
El año pasado, durante el 2010, descubrí que la Universidad Tecnológica de Dinamarca  había hecho un estudio el cual fue publicado en internet y que está disponible para quien quiera verlo, donde no sólo se afirma que el sol es el mayor responsable de cualquier cambio climático sobre la tierra sino que además según ese mismo estudio se considera que durante el siglo XX la actividad solar se ha ido incrementado como nunca antes lo había hecho en 400 años e incluso en los últimos 8000 años. Si a esto sumamos la gran preocupación que está manifestando NASA por lo que se conoce como la ASS  o Anomalía del Atlántico Sur, la cual consiste en un debilitamiento del campo magnético terrestre en determinada zona del hemisferio sur, que además ahora NASA sale a decir que latermosfera se está derrumbando , entonces deberíamos comenzar a preocuparnos. ¿Tal vez los sucesos pronosticados a mi abuela por la vidente Rozika estén por ocurrir?  
 
Sabemos que el campo magnético terrestre nos protege de la intensa radiación solar y los rayos cósmicos, a la vez que produce el cinturón de radiación de Van Allen, el cual es peligroso tanto para los satélites y naves espaciales como para los humanos. En la zona anómala (ASS) ese peligro es mayor ya que el campo magnético posee una depresión que lo acerca a penas a unos 200 kilómetros sobre la superficie terrestre y ese debilitamiento permite la entrada de los vientos solares y radiación cósmica. Algunos científicos están comenzando a especular acerca de la AAS como posible disparador de una reversión magnética. ¿Pero qué es una reversión magnética? ¿Puede eso afectar el clima y la faz de la tierra tal como la conocemos?  La respuesta es SI, pues se sabe que en el pasado han ocurrido reversiones magnéticas gracias a ciertas mediciones que los científicos hacen en minerales ferromagnéticos congelados. No voy a entrar en más detalles técnicos para no aburrir al lector, pues esa información se puede encontrar en cualquier página web o revista científica; sin embargo es muy importante considerar algunos puntos en relación a las causas de una reversión magnética, que aunque en algunos de esos puntos los científicos no se han puesto aun de acuerdo, sí en los tres que les voy a mencionar.
 
1) La reversión del campo magnético terrestre no sólo es un hecho sino que como ejemplo diremos que el campo magnético de nuestro sol se revierte espontáneamente entre intervalos de 7 a 15 años. Esto ocurre durante un período de gran incremento en la actividad electromagnética de nuestra estrella. En el caso de la tierra se sabe que una reversión electromagnética ocurre durante un período de disminución de la fuerza del campo magnético terrestre. Eso mismo es lo que está aconteciendo en estos últimos años.
 
2) Anomalía del Atlántico Sur. Esta anomalía que tanto preocupa y desconcierta a los científicos de la NASA es justamente producida por un debilitamiento del campo magnético en cierta zona del hemisferio sur. Esa zona está generando irregularidades en el flujo de la radiación sobre nuestra atmósfera y el núcleo terrestre, y según las líneas del campo magnético se entrelazan o desorganizan, esto puede provocar movimientos caóticos en el metal líquido del núcleo externo del centro de la tierra. Simulaciones por computadora han demostrado que esto puede producir reversiones espontáneas del campo magnético. 
 
3) El polo norte magnético de la tierra se está desplazando desde Canadá hacia Siberia con una tasa de 10 km por año, desde el comienzo del siglo XX llegando a 40 km por año en el 2003. El desplazamiento se va acelerando de manera significativa.
 
Estos tres puntos por sí solos no demuestran que una reversión electromagnética sea inminente. Sin embargo, además de la advertencia de la vidente dentro de mi historia familiar, creo que tenemos varios elementos que debemos considerar como signos de atención,    
 
 
Fin del calendario Maya
 
Es fácil hoy encontrar en YouTube muchos videos acerca del fin del calendario maya y su supuesta relación con el año 2012. Incluso casi la mayoría de esos videos hacen alusión a una relación directa entre el año 2012 y el fin del mundo. Tal vez como suele ocurrir, lo que se ha generado es una gran bola de nieve llena de información tergiversada y muchos inventos y mentiras. Sin embargo el fin del calendario maya es un hecho, tiene un final y ese final, más allá de los errores que algunos alegan en cuanto a la fecha exacta, está ocurriendo en estos años del siglo XXI. Pero la gran pregunta es ¿Qué significa el fin del calendario maya?  He visto algunos videos extraídos de programas o documentales donde algún señor de edad avanzada y aspecto aborigen asegura que lo que “sus ancestros” les han legado acerca del fin del calendario es un gran cambio pero no es el fin. Y entonces de nuevo nos preguntamos ¿Qué significa ese gran cambio? Existen muchas especulaciones al respecto, pero veamos qué dicen los propios mayas acerca del calendario.
Antes que nada, será importante recordar que uno de los sitios donde mayor cantidad de estelas se ha encontrado con símbolos de sus cuentas del calendario, es Tikal. ¿Por qué destaco esto? Porque más adelante veremos la importancia de las ruinas de Tikal en realción a la fotografía de Maler. 
Lamentablemente cientos o quizás miles de libros con códices mayas fueron quemados por los sacerdotes y frailes que llegaron con los primeros conquistadores por considerarlos paganos; ó, teniendo como ejemplo la historia del cuaderno de mi abuela, podríamos presumir que sólo han “desaparecido” y no necesariamente han sido quemadas. De hecho con el paso del tiempo se lograron encontrar 4 libros que misteriosamente se salvaron de esas quemas y que permanecieron durante mucho tiempo en bibliotecas europeas. Un personaje que visitaba mi familia muy a menudo cuando yo era pequeño y durante toda mi adolescencia, un paisano muy especial de mis abuelos, había trabajado puertas adentro en el Vaticano y contaba historias que me dejaban boquiabierto. Especialmente me interesaba cuando mencionaba la cantidad de documentos arqueológicos y bibliotecas con material apócrifo que el Vaticano posee procedentes de todas partes del mundo. Pero hablar del señor Bela Bachi merecería todo un artículo aparte. 
Con esta perspectiva, no deberíamos apresurarnos en creer que la Iglesia ha ‘quemado’ todo lo que era pagano. Me arriesgo a creer que la gran mayoría del material que se presume “quemado” debe estar en alguna biblioteca vaticana con acceso sólo para un grupo selecto. 
La información que encontramos en la enciclopedia virtual Wikipedia respecto al Calendario Maya y su relación con el año 2012, no deja de ser algo contradictoria, pues por un lado nos dice que nada que tenga que ver con la fecha 2012 es científico y lo atribuye a pseudo ciencia y movimientos new age; pero al mismo tiempo reconoce que el cuarto mundo de la concepción maya también alcanzará el fin de su decimotercer b’ak’tun (fecha maya: 13.0.0.0.0), el 21 de diciembre de 2012. Quienes han escrito el contenido de Wikipedia para este tema aseguran casi socarronamente que un cambio repentino tal como una catástrofe mundial producida por un cambio en los polos magnéticos es imposible y que un movimiento de los polos físicos es prácticamente impensable salvo en el transcurso de miles de años.

Entonces, si eso fuera asi ¿Cómo explican los hallazgos de mamuts y otros animales en el norte de Alaska y en Siberia, los cuales presentan total evidencia de haberse congelado de manera casi instantánea? No son animales que se alejaron de sus regiones habitables y se perdieron en zonas frías, ya que la evidencia de comida sin digerir en sus estómagos demuestra que horas antes o como mucho un día antes pastaban en un terreno donde estaban comiendo despreocupadamente. Hay quienes prefieren ver esto como un misterio y un enigma, aun teniendo frente a sus narices la explicación. En el estómago de algunos animales encontrados bajo el hielo siberiano se han encontrado flores en casi perfecto estado. (!)  La coincidencia del 2012 con el final del calendario maya y el paso de nuestro sol por la grieta del centro galáctico no deberían tomarse a la ligera. Los astrónomos actualmente poco saben acerca del Centro Galáctico  dado que la intensa concentración de energía producida por gas y estrellas hace imposible un estudio en el campo visual; sin embargo algunos estudios hechos con telescopios en las ondas del infrarrojo, ha mostrado la posibilidad de la presencia de un agujero negro super masivo.

Si los mayas hablan de una alineación del paso de nuestro sol con una grieta en el centro de la galaxia, ¿Podemos suponer que esa grieta se refiere a un segmento de nuestro centro galáctico donde nuestro sol quedaría expuesto a la radiación del agujero negro masivo? y si es así ¿Cómo lograron ellos conocer esa realidad astronómica?  más aun ¿Cómo pudieron calcularla? Creo que este documental podría darnos alguna idea de cómo los mayas veían el fin de su propio calendario y de los conocimientos que poseían. 

 
 
 
 
El libro egipcio de los muertos
 
 
¿Por qué traigo este elemento a este artículo? Patrick Geryl en su libro La Profecía de Orión nos muestra cómo gracias al estudio de este material logró decodificar un dato singular que hace referencia directa al año 2012. Gracias a un programa de computadora de su amigo y colaborador, Gino Ratinckx estudioso de la arqueoastronomía, luego de mucho trabajo lograron encontrar un denominador común a dos catástrofes globales: El planeta Venus. Según datos decodificados por Geryl gracias a interpretaciones hechas por Albert Slosman acerca de El Libro Egipcio de los Muertos , la catásfrofe que hizo desaparecer al continente de la Atlántida ocurrió en el año 9792 AC; ese año hacia el final del ciclo el planeta Venus realiza un movimiento retrógrado que sólo se repite de manera idéntica en diciembre del año 2012 de nuestra era. La observación del movimiento de Venus en la bóveda celeste debía dar una pista por la cual ambos, egipcios y mayas otorgaban tanto interés en este planeta. De igual manera, el Zodíaco de Dendera  fue un jeroglífico crucial para las decodificaciones de Geryl. Recomiendo la lectura de su libro a fin de comprender minuciosamente su trabajo de decodificación. Sólo así se comprenderá el extraordinario mecanismo de relojería que opera nuestro universo, el cual mayas y egipcios conocían mejor que nuestros científicos actuales. Confieso que cuando leí por primera vez las conclusiones numéricas de Geryl no entendía bien las relaciones que sus cálculos referían. Y mi natural precaución o escepticismo cuando leo cosas nuevas me hicieron tomarlo todo con pinzas. Pero luego de releer su trabajo de pronto se abrió algo en mi mente y comencé a comprender todo de manera sorprendente. Es importante leer a Geryl sin prejuicios.
 
 
El gran diluvio: visión de videntes y grupos aborígenes 
 
Es importante destacar entre las diferentes predicciones la del vidente argentino Benjamín Solari Parraviccini, quien nos hablaba acerca de un futuro diluvio en estos términos.
 
“Londres… la Isla se hunde!” y en otra parte “Segundo Diluvio. Noche de la noche llega entre las aguas y el fuego.. hombres meditad. El mar avanzará, inundará en diluvio, se derretirán los cascos polares. El eje de la Tierra regresará y el ecuador será polos. El mar será sangre. Final de finales”. (1937)  Luego esta enigmática oración:  “Oscuridad total. Después del caos del caribe un solo ojo verá desde la única palmera y verá la luz del Sud. Cambios totales en el eje terráqueo pero el sud será siempre sud.”  (1938)
 
También en este relato de Parraviccini podemos ver la presencia de ‘agua y fuego’. Si continuamos revisando cada uno de los relatos de los pueblos aborígenes de diferentes latitudes, en muchos de ellos la dupla ‘agua y fuego’ será un común denominador en la catástrofe apocalíptica. El primer relato que leeremos no hace mención directa a un ‘fuego’ cayendo del cielo pero sí de cómo los habitantes protegieron sus cabezas del calor del sol; todos los otros elementos presentes en la imagen del friso retratado por Maler son descriptos con gran claridad.

“Dos grandes serpientes hicieron subir el nivel del mar para determinar cuál de las dos tenía la magia más poderosa. La inundación se produjo después de un fuerte terremoto y erupción volcánica. La gente se refugió en una montaña llamada Thegtheg (“trueno” o “espumoso”), que flotaba cerca del sol. Después, cuando los araucanos sintieron un terremoto, huyearon a las montañas llevando tazones para proteger la cabeza del calor del sol.” (Ref.: Historia de los aborígenes araucanos de la costa de Chile. Dorothy B. Vitaliano; Legends of the Earth, Indiana University Press, Bloomington, 1973. pag. 173. 
 
“Desde su creación, el mundo ha sido destruido dos veces, una por el fuego y una vez por inundación, por el gran dios Kondi Aiomun a causa de la maldad de la humanidad. El jefe de Marerewana piadoso y sabio, fue informado de la llegada de la inundación y se salvó a sí mismo y a su familia en una gran canoa. Empató en la canoa a un árbol con una larga soga para evitar la deriva demasiado lejos de su antiguo hogar.” (Relato de los aborígenes tamanaque en el Orinoco; Theodor H. Gaster, Myth, Legend, and Custom in the Old Testament, Harper & Row, New York, 1969, pag. 127)
 
“Cuando Pilchu Haram y Budhi Pilchu, el primer hombre y la primera mujer, llegaron a la adolescencia, el fuego y la lluvia cayeron durante siete días. Se refugiaron en una cueva de piedra y salieron ilesos cuando el diluvio había terminado. Jaher-era les preguntó dónde habían estado, y le respondieron que habían estado bajo una roca.” [Frazer, p. 197]
 
“Cuando las diferencias sociales fueron asignados a las diversas tribus, la Marndis fueron pasadas por alto. Ambir Bir Singh y Singh, dos miembros de esa tribu del Monte se indignaron y oraron por que cayera fuego del cielo para destruir a las otras tribus. Fuego cayó y devastó el país, destruyendo la mitad de la población. La casa de Ambir Bir Singh y Singh era de piedra, por lo que salió ileso. Kisku Raj oyó lo que había sucedido y dijeron que Ambir Bir Singh y Singh fueron los responsables. Él les ordenó que se explican por sí solos, y le dijeron de su ser pasado por alto en la distribución de las distinciones. Kisku Raj les dijo que no actuaran así, y que recibirían una distinción. Se detuvieron el fuego-lluvia, y la Marndi fueron nombrados mayordomos de la propiedad de los reyes y los nobles y sobre todo el arroz. [Frazer, pp 197-198]
 
“Mientras que las personas se encontraban en Khojkaman, sus fechorías se hicieron tan grandes que el creador Thakur Jiu envió una lluvia de fuego para castigarlos. Sólo dos personas escaparon en una cueva del monte Haradata.” (Sir James G. Frazer, pag. 197 y 198, Folk-Lore in the Old Testament, vol. 1, Macmillan & Co., London, 1919).
 
Podríamos seguir citando innumerables relatos muy parecidos a estos, sin embargo las herramientas que hoy ofrece internet permitirán a quien quiera, encontrar cientos de estos relatos por doquier. Debo destacar algo que creo importante y sospecho sea la razón por la cual algunos pueblos contienen en sus relatos acontecimientos con fuego cayendo del cielo junto con el diluvio mientras otros sólo mencionan el diluvio. En este sentido podríamos proponer dos situaciones, la primera es que los diferentes relatos no necesariamente se refieran al mismo diluvio y dado que hoy sabemos que este evento puede haber ocurrido en diferentes épocas de la historia, nuestra suposición podría ser factible. La otra situación, y la que más me convence, es que observemos por un momento que dicho fuego, tal y como se ilustra en el friso, cae desde el cielo como consecuencia de las erupciones volcánicas, cenizas y piedra ígnea arrojada por las explosiones volcánicas caen a decenas de kilómetros del volcán produciendo una verdadera lluvia de fuego. Así, en los sitios lejos de los volcanes, ese escenario no se verá y el diluvio y grandes marejadas será el único actor del cataclismo. Cada cual ha contado la gran desgracia según sus ancestros la vivieron desde su propio punto de vista geográfico.
 
 
Friso ¿Tolteca?
 
Tal vez fueron los toltecas quienes tuvieron un verdadero contacto con esa fuente de conocimiento que algunos atribuyen a los antiguos habitantes de la Atlántida o como hoy sabemos también podrían haber sido los primeros sumerios con sus dioses anunnaki gobernando la faz de la tierra. 
¿Por qué los toltecas? La pista podría estar en el fragmento de friso de la foto. No puedo dejar de especular qué más habrá visto Teoberto Maler cuando fotografió ese friso, ya que según él, este daba toda la vuelta al subterráneo en el cual se encontraba. Pero eso tal vez nunca lo sabremos. La imagen que Maler capturó con su cámara es, a pesar de ser un fragmento de una historia más extensa, un instante conmovedor y revelador al mismo tiempo. Nadie podría dudar que lo que allí se representa es un cataclismo de proporciones magníficas. Vemos al fondo un volcán en plena erupción, sin embargo otras erupciones se dejan ver más allá del horizonte y en el lado izquierdo, sobre la pirámide que está cayendo devorada por las aguas, vemos algún tipo de fuego con diferente forma al de los volcanes y que proviene no del horizonte sino desde el cielo. Este detalle es importante como hemos visto antes, dado que existen muchos relatos sobre el diluvio universal donde se describe la presencia no sólo del agua como elemento provocador del cataclismo sino que se habla de fuego cayendo desde el cielo. Y es en el propio Popol Vuh donde se hace una descripción que encaja muy bien con la imagen del friso. 
 
Entonces, el deseo de Hoerakan puso las aguas en movimiento y una enorme inundación tapó las cabezas de estos seres. … quedaron bajo las aguas y del cielo descendió un fluido resinoso… La faz de la Tierra se oscureció y se inició una densa lluvia ennegrecida, de día y de noche… Sobre sus cabezas, podía oírse un gran ruido que sonaba como si se hubiera originado del fuego. Entonces, pudo verse a los hombres correr, empujándose entre sí llenos de desesperación; querían trepar a los árboles y estos se sacudían derribándolos; querían resguardarse en las cuevas, pero estas se cerraban para ellos… Y las aguas seguían subiendo cada vez más.
 

Pero vayamos directo a lo que me ha motivado a pensar que el friso es obra tolteca. Si observamos atentamente al hombre que huye en la embarcación, podemos notar que tanto su vestimenta como su rostro son muy parecidos a los guerreros toltecas o Atlantes de Tula . Por otra parte, la acción de un portentoso sismo se deja notar en la pirámide al fondo al lado del volcán en erupción, la cual se está desmoronando y cayendo al agua. Esta pirámide es prácticamente una réplica de la pirámide 1 de Tikal, La actitud del ‘guerrero’ es impasible ante el cadáver en el agua y la catásfrofe ecológica simbolizada por el pez muerto que flota en la marea; el sobreviviente parece tener un objetivo claro y único: escapar para sobrevivir. Maler fue uno de los primeros arqueólogos en encontrar el complejo de Tikal, y podríamos presumir sin temor a equivocarnos que la foto del friso la debe haber obtenido en algún sitio cercano de esas selvas guatemaltecas, el cual aun hoy día nadie ha logrado redescubrir. De más está decir que si el contexto del cual fue tomada la foto del escape tuviera alguna información relacionada con el fin del calendario maya, nuestra investigación llegaría a un punto culminante. Pero tal vez nunca encontremos ese sitio y debamos seguir buscando evidencias en otros lugares arqueológicos. Aunque hay alguna esperanza de que aparezcan nuevas evidencias, dado que el Ibero-Amerikanisches Institut de la ciudad de Berlín está por publicar un trabajo en tres tomos sobre material inédito que ese instituto guarda desde hace décadas acerca de Teoberto Maler.

 
 
Conclusión
 
Sabemos que los mayas conciben el mundo como algo cíclico, por lo cual diseñaron tres calendarios en uno. El Calendario Maya  tzolkin es una cuenta de 260 días el cual podría basarse en el tiempo que dura la gestación de un ser humano, es decir 9 meses;  luego está la cuenta de 365 días o haab y la cuenta larga que como su nombre lo indica, sirve para señalar acontecimientos separados por enormes lapsos de tiempo, el cual concluye al final del decimotercer baktun el 21 de diciembre del año 2012. Teniendo este concepto en mente me pregunto hasta dónde la imagen del friso es sólo una representación de lo que en un lejano pasado ha ocurrido y hasta dónde una advertencia de un futuro desastre a nivel global. Creo que ambos conceptos están unidos en la misma imagen. Existen muchas evidencias acerca de que ese desastre pueda ocurrir muy pronto. Patrick Geryl está tan convencido de que así será que está construyendo un proyecto de refugio en el Africa junto a un grupo de personas que ha seleccionado para repoblar la tierra. En mi caso también estoy convencido de que esto ocurrirá en los próximos años, no se si exactamente en el 2012, pero sí en el futuro cercano. Mi preocupación no se limita a salvar mi propia familia alejándolos de las grandes urbes y llevándolos a lugares altos; me preocupa enormemente cómo lograr que durante esos eventos podamos conformar un grupo diverso de personaas con diferentes conocimientos y habilidades para no permitir que la mayoría del acervo científico y cultural que hemos alcanzado se pierdan para siempre. Repoblar el mundo no será una tarea fácil ya que estaremos totalmente desconectados de cualquier otro grupo que haya logrado sobrevivir y que se encuentre lejos de donde nosotros estemos. Si mi grupo lograra sobrevivir en algún lugar del sur del continente americano, intentar cualquier contacto con el grupo de Geryl en Africa sería tan improbable como ganar la lotería o quizás peor aun. Mi idea al respecto es la de lograr que cada grupo pueda salvar de alguna manera un equipo de radio aficionado que funcione con baterías y así poder establecer una comunicación luego que las condiciones climáticas se estabilicen. Como dice Geryl, hay mucho por hacer pero el tiempo se acorta y de los gobiernos y autoridades no podemos esperar absolutamente nada. Aún continúo convencido que existen un puñado de sitios donde la supervivencia a un enorme cataclismo es posible. Escribí hace meses atrás un artículo al respecto , el cual todos deberían leer. Muy pronto revisaré los resultados de mis observaciones y añadiré nuevas posibilidades. Para finalizar, espero que este artículo sirva para que al menos unas cuántas personas tomen conciencia de que algo está ocurriendo y que la gran naturaleza nos está dando muchos indicios de que un gran cambio se aproxima. No veamos esos signos como meras curiosidades; nunca olvidemos que horas antes del gran tsunami de Indonesia gran cantidad de animales huyó tierra adentro. Si prestamos atención a estas cosas podremos comprender que algo no anda bien. La muerte masiva de peces, aves y otras especies está ocurriendo ahora mismo sin ninguna explicación. Los cambios en el clima y la repentina aparición de fenómenos extraños a determinados sitios geográficos, como las últimas tormentas de arena en los EEUU. ó los llamados sinkholes (grandes agujeros que aparecen en la tierra sin explicación), ó la visión de auroras boreales en latitudes donde no deberían estar, son signos que nos están alertando acerca de un gran cambio por venir. Según los propios esquimales el eje terrestre se ha estado moviendo de manera muy significativa; para ellos esos cambios son extremadamente sensibles, pues se guían mucho por las posiciones del sol, su lugar de ascenso y su sitio en el ocaso. Cuando esos puntos de referencia cambian, ellos lo notan rápidamente, al contrario que nosotros. Ellos aseguran que los vientos han cambiado su rumbo, vientos que siempre soplaban desde tal o cual punto cardinal durante determinada época del año, ahora lo están haciendo desde la orientación inversa. Seamos receptivos. No dejemos que la contaminación mental a la que hemos sido expuestos durante décadas nos nuble ese sexto sentido que es el único que nos ayudará a escuchar la alarma final. Sólo espero que cuando esa alarma comience a sonar, muchos podamos estar preparados y listos para enfrentar lo que viene habiendo hecho todas las previsiones del caso. Aunque Patrick Geryl ya ha publicado en sus libros una importante lista de cosas que serán vitales para la supervivencia, yo haré mi propia lista basada en aquella pero con algunos agregados que creo importantes. Muy pronto escribiré un artículo acerca de ese listado que todos deberíamos ir considerando. No se puede esperar a último momento. Esto debe hacerse ahora, cuanto antes. Así sea.

Por Rudy Erös

 
 

 
 

Nota: Quiero agradecer enormemente la participación de mi gran amigo Leandro Baraglia , quien ha colaborado en la revisión y corrección del texto. 

Cualquier referencia que el lector entienda importante y que se me haya escapado, por favor dejármelo saber para agregarla en el cuerpo del texto.
Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Encuéntrame aquí

Amigos he decidido presentar mis artículos sólo en un blog. Los invito a encontrarnos en

http://nibiruvuelve.blogspot.com

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

2012: Una revisión de los sitios ‘seguros’ propuestos por Patrick Geryl

El año 2012 y el fin del Calendario maya ya son el pan nuestro de cada día; hay tanto en la red sobre el tema que uno no sabe qué leer. Entre toda esa información hay demasiada mentira, mucho invento y muy poco que pueda considerarse como el resultado de un estudio serio realizado por quienes entienden en el tema. Pero ¿Quién realmente entiende del tema? Aquí no necesariamente sabe más quien tiene ‘diploma’ sino quien más allá de un título profesional haya invertido muchas horas de sueño investigando las posibilidades de un evento catastrófico y las evidencias históricas de dicho evento. Patrick Geryl es una de las personas que desde hace muchos años viene investigando las evidencias de una catástrofe mundial natural provocada por una reversión electromagnética de los polos terrestres; hecho del cual la comunidad científica está de acuerdo que ha ocurrido en varias oportunidades dentro de la historia de nuestro planeta. En lo que no se ha llegado a un consenso es en cuanto a los eventos naturales de categoría catastrófica que una reversión magnética podría provocar. Allí es donde Geryl y otros investigadores encuentran un nexo entre las reversiones magnéticas y el fin del calendario Maya; entre los relatos de un diluvio universal y un cambio planetario que costará la vida de miles de millones de humanos.

Para comprender la profundidad de las investigaciones de Geryl basta leer “La profecía de Orión” y “Cómo sobrevivir al 2012″(1), en este último, Patrick Geryl luego de exponer su teoría sobre una gran catástrofe mundial para diciembre del 2012, hace un análisis sobre los lugares potencialmente más seguros para los humanos durante los sucesos por venir. El mismo ha estado organizando varios grupos de supervivencia que tendrán como base un sitio de Sud Africa donde según Geryl las inclemencias de la catásfrofe se sentirán menos que en otros lugares del mundo. Hay varias consideraciones convincentes que Geryl expone para esbozar su ‘mapa’ de sitios seguros, entre las cuales el tema de las zonas sísmicas es crucial. Cualquier curioso puede acceder al mapa sísmico del United States Geological Survey (2) y ver en tiempo real los sismos que permanentemente ocurren ardededor del globo; si hacemos una búsqueda histórica nos daremos cuenta que el sur de Africa es uno de los pocos sitios agraciados con prácticamente cero sismos, pero este no es es el único sitio. Argentina posee mucho de su territorio exento de actividad sísmica al igual que el continente Australiano y otros lugares en diferentes países y continentes. Pero para considerar un sitio seguro no sólo se debe evaluar la actividad sísmica sino la altura sobre el nivel del mar ya que los mega tsunamis serán otro de los factores a considerar en un cataclismo global; así, la cercanía al mar será un valor permanente a considerar. Geryl considera todos estos factores y muchos otros que ha investigado desde un punto de vista histórico, sin embargo hay un dato que yo mismo estoy investigando y que voy publicando en esta página al cual Geryl a pesar de mencionarlo en sus libros, no parece prestarle demasiada importancia a la hora de hacer su evaluación de sitios seguros. El dato al que me refiero son nada más ni nada menos que los relatos antiguos de pueblos y tribus alrededor del mundo, donde se describe una y otra vez la situación de un diluvio universal; la cantidad de relatos al respecto que algunos investigadores han recopilado a través de los años es abrumadora. Desde Alaska hasta Tierra del Fuego, desde Perú hasta el Medio y el Lejano Oriente, desde la Siberia hasta la India y Australia, pasando por todas las islas esparcidas por el Océano Pacífico, estos relatos nos cuentan la historia de que en tiempos inmemoriales ocurrió una gran inundación de la cual muy pocos pudieron sobrevivir. Es significativo que en gran parte de esos relatos aquellos que pudieron salvarse lo hicieron gracias a buscar refugio en ciertas altas cumbres, tal como reza el más popular de todos los relatos diluvianos: del Arca de Noé. En el libro del Génesis se nos cuenta que el gran barco insumergible que Dios le encomendó construir a Noé terminó encallando cerca de la cima de la alta montaña conocida como el Monte Ararat, hoy en la actual Turquía.

Esos relatos nos dejan saber también que no en todas partes el nivel de las aguas alcanzó las mismas alturas, ya que algunos de esos relatos nos cuentan de inundaciones en las cuales los sobrevivientes terminaron sobre la copa de los árboles o sobre colinas menores. Si suponemos que durante una reversión magnética de los polos pueden ocurrir desplazamientos de las placas terrestres, no es difícil imaginar gigantescos movimientos de agua marina, con olas y tsunamis de proporciones verdaderamente apocalípticos. Pero también es preciso comprender que dichos movimientos, tanto de las placas como de las masas de agua desplazadas no sería uniforme en todas las latitudes ni en todos los continentes. En este sentido, si consideramos el relato del Arca de Noé, nos encontramos en grandes dificultades de encontrar un lugar verdaderamente seguro, ya que el monte Ararat, donde el relato nos dice que el arca descansó cerca de su cumbre, tiene una altura de 5.165 msnm, siendo un volcán inactivo con su cima cubierta de nieves perpetuas. Todos sabemos, con un poco de conocimientos acerca de geografía, que las montañas ubicadas en las latitudes más habitadas del planeta poseen nieves perpetuas más allá de los 4.700 msnm. La pregunta es ¿Cuando el Arca de Noé encalló cerca de la cima del Ararat (aprox. 5000 msnm) había allí nieve o el clima era tan diferente que las nieves permanentes no estaban donde están en la actualidad? Pero si el Arca encalló en una cumbre totalmente nevada, tal como es de suponer ¿Cómo lograron sobrevivir Noé y su familia con tan bajas temperaturas y a una altura donde la escasez de oxígeno propicia el así llamado ‘mal de altura’? Pero esa es otra historia. No pretendo hacer aquí un estudio acerca del Arca de Noé pues no es el tema específico que nos ocupa, sin embargo es importante haber hecho esta introducción al tema del arca en función de comprender que, si los posibles movimientos tectónicos o de placas y los consecuentes mega tsunamis no deben ser visualizados como uniformes, y teniendo en cuenta la altura de las masas de agua en el relato del diluvio universal bíblico, todo nos lleva a concluir que ningún sitio puede ser seguro, ni aún estando sobre los 3000 msnm como más adelante veremos que dice Patrick Geryl. Con todo, hay mucho sentido en la teoría que él propone pues ha considerado muchos otros factores.

En realidad, su punto de vista tiene un sustento válido y no voy a discutir si Africa es o no es un sitio seguro, sin embargo hace poco tuve la oportunidad de escuchar un reportaje a Patrick Geryl donde se le hizo esa pregunta sobre los sitios más seguros (3); Geryl fue muy categórico al principio hablando de Sud Africa y los grupos que él mismo estaba organizando allí. Sin embargo luego de discutir el tema con su interlocutor y las personas que llamaban al programa, él terminó reconociendo que aunque considera América y Europa como los lugares potencialmente más peligrosos durante un escenario apocalíptico, convino en que las montañas más altas sobre los 3000 metros de altura sobre el nivel del mar y lejos de cualquier volcán a no menos de 200 kilómetros de cualquiera de ellos así como la lejanía de cualquier costa marina y de cualquier espejo de agua como ser un lago, laguna o incluso río, podría considerarse como un lugar suficientemente seguro. Todo ello sin olvidar la suma importancia que tiene mantenerse los suficientemente lejos de cualquier central nuclear (4). A partir de allí, tomé esos factores como puntos de apoyo para hacer mi propia investigación de los lugares potencialmente seguros tanto en América como en Europa. Europa es un tema que dejaré para más adelante y me centraré en Sud América, específicamente en el cono sur del continente.

Buscaremos primero la altura, que básicamente según Geryl tiene que ser por sobre los 3000 msnm. Hay muchas regiones en la Cordillera de los Andes que cumplen con este requisito, sin embargo cuando aplicamos la segunda regla o condición, que es ‘a no menos de 200 km de cualquier volcán’, esta nos lleva unas cuántas regiones bien delimitadas las unas de las otras. Y en cuanto a la distancia del mar, permanecer del lado este de la cordillera es lo que pide la lógica pues cualquier movimiento de masas de agua marina sobre el continente puede ser frenado o al menos disminuido por las grandes montañas de Los Andes antes de llegar al lado este. Así encontramos un sitio como el noroeste de Argentina bien al norte justo en el límite con Bolivia; allí hay toda una enorme extensión montañosa con cumbres que van más allá de los 3000 msnm y que a la vez se encuentran a más de 200 km de cualquier volcán(5), sea activo o apagado. La ventaja de esta zona es que actualmente existen allí pueblos y zonas urbanizadas, lo que puede hacer más fácil tomar la decisión de mudarse a esos parajes. Otra ventaja es que a pesar de ser una zona sísmica, la información que tengo de primera mano proveniente de amigos y conocidos, es que por alguna razón que seguramente un geólogo o sismólogo podrá explicar con lujo de detalles, los sismos de intensidad moderada que en otros lugares del planeta se sienten bastante, allí a veces hasta ni son percibidos. Averiguar el por qué es una tarea pendiente. Por ejemplo aquí en Puerto Rico un sismo de 4.5 grados se siente con mucha efectividad. Mientras que en un sitio como la provincia de Jujuy al norte de Argentina un sismo de 5 grados puede pasar hasta desapercibido; lo he constatado cuando al ver el registro de algún movimiento importante de 5 o hasta de 6 grados de intensidad en la página del United States Geological Survey pregunto a algún amigo que vive en esa región si lo sintió y la respuesta la mayoría de las veces es negativa. Esto podría ser poco importante en una situación de hiperactividad sísmica a nivel global, sin embargo la diferencia hace sentido cuando uno lo piensa desde el punto de vista de una mayor firmeza en el terreno. De manera que pueblos como (en Argentina) Humahuaca, Abra Pampa, La Quiaca, y (en Bolivia) Villazón, y algún poblado más al norte, podrían considerarse lo suficientemente seguros. La ciudad de La Paz podría ser un sitio bastante seguro si no fuera porque está a tan solo unos 60 km del lago Titicaca, un gran espejo de agua. Lo mismo pasa con la ciudad de Cuzco, la cual está a menos de 200 km del volcán Quimsachata. De manera que en esa zona que hemos mencionado cercana a la frontera entre Argentina y Bolivia, lejos de volcanes y lejos del océano Pacífico resguardados por uno de los sectores más anchos de la cordillera andina, podríamos encontrar sitios bastante seguros.

 

Luego deberíamos pasar a otra zona más al sur: la provincia de San Juan, la cual tiene la característica de que en toda su zona cordillerana no hay volcanes, y podemos encontrar montañas altas pero a diferencia del norte argentino, aquí todo es desolación y no encontraremos zonas urbanizadas en cientos de kilómetros además del frío reinante. Tal vez esa sea la razón por la cual un personaje muy conocido de la la política económica mundial tiene grandes inversiones en lo que se conoce como el primer proyecto binacional de una mina a cielo abierto en la región de Pascua Lama, me refiero a don Rockefeller, quien hace poco visitó Chile casi en secreto para reunirse con sus ‘socios’ en este proyecto. ¿Será en Pascua Lama donde Rockefeller estará construyendo su búnker del fin del mundo? Personalmente no lo creo, y pienso que los rumores que han circulado en relación a un búnker que el multimillonario ha construido o está construyendo para el 2012 podrían ser más acertados cuando se dice que el lugar elegido está cerca del altiplano boliviano o los Andes peruanos. Lo que he expuesto en los primeros párrafos apoya esta suposición. Pero para continuar con la zona cordillerana de la provincia de San Juan, podemos decir que el sitio presenta innumerables montañas con sitios elevados por encima de los 3000 msnm que a pesar de su desolación podrían ser considerados como sitios ‘seguros’; salvo por dos cosas: la primera es que la zona tiene características de un historial con fuertes sismos; y la segunda y quizás la más peligrosa, la relativa cercanía de una central nuclear en la provincia de Córdoba a aproximadamente unos 500 a 600 km de nuestra zona de interés y un ex complejo minero fabril donde existe mineral radiactivo. Hacia el norte y más cerca, en la limítrofe provincia de La Rioja existe otro ex complejo minero fabril donde se procesaba uranio. Habría que evaluar con bastante margen de acierto, cuál es la distancia preventivamente segura desde una central nuclear en caso de un cataclismo como el que podría ocurrir.

 

 

 

Por tanto, salvo que en mis investigaciones surja una nueva posición con características razonablemente seguras, propondré como uno de los sitios más seguros de Sud América, la zona comprendida entre las primeras montañas con elevación sobre los 3000 msnm al norte de la ciudad de Jujuy en Argentina y el pueblo de Villazón al otro lado del límite internacional con Bolivia. Tal vez más al norte podríamos encontrar sitios con similares características, pero el problema es que al ganar altura, el problema del oxígeno es algo que debe considerarse seriamente; muchas personas pueden sufrir de mal de altura sin saberlo aún y al llegar a lugares tan altos les sería imposible permanecer allí por mucho tiempo sin sufrir serias consecuencias. Por lo tanto, presentaré como zona segura la región más arriba señalada con alturas que no superen los 3.500 msnm. Ahora bien, si tuviera que restringir aun más los límites de esa zona tan particular, considerando el tema del oxígeno versus la altura, trazaría una línea imaginaria que uniera tan sólo unos pocos pueblos jujeños. Pero primero tengo que aclarar algo importante; hay muchos pueblitos dentro de la zona mencionada que podrían cumplir con las condiciones de seguridad aunque se encuentren a una altura no mayor a los 2000 o 2500 msnm, Sabemos que la gran mayoría de los poblados o asentamientos humanos se encuentran en los lados de los ríos, es decir en los valles o parte más baja de la zona montañosa; este es el caso de todos esos pueblos a los que me refiero. Sin embargo a sus alrededores las cumbres que se elevan sobre esos valles consiguen en muchos casos superar los 3000 msnm. Pero ¿Queremos vivir en un sitio donde la seguridad de sobrevivir dependa de trepar rápidamente la cima de una montaña o de estar directamente en esa cima o a la altura considerada como segura? Además es importante que estemos en un lugar mínimamente urbano en el sentido de los recursos, como ser agua, alimentos y servicios sanitarios; pues no podemos irnos a vivir a la cima de una montaña a esperar el “fin del mundo” y no poseer absolutamente nada. Estos pueblos pueden ofrecernos, al menos hasta ese momento, la seguridad de los servicios básicos que necesitamos para vivir en el día a día.

Por tal motivo, y contestando la pregunta sin dudar, he pensado en algunos poblados al norte de San Salvador de Jujuy que se encuentran a no menos de 3000 msnm y que trazando una línea imaginaria, uniría de la siguiente manera: al norte de San Salvador de Jujuy comenzaría en Humahuaca, Hipólito Yrigoyen, Tres Cruces, Abra Pampa, Puesto del Marqués, Pumahuasi, La Quiaca y Villazón.

 

Por si fuera poco, conozco personalmente la zona descrita y debo agregar como dato sumamente importante, que los habitantes de esos lugares son personas de una calidad humana excepcional. Gente que recibe a los forasteros con un corazón abierto y una hospitalidad absolutamente cordial. Si está en mis posibilidades y el destino o Dios así me lo permite, en diciembre del año 2012 me gustaría poder estar en esos parajes junto a mis familiares y amigos. Ojalá el fin del calendario Maya sólo signifique eso, el fin de un calendario y el comienzo de otro.

Referencias:
(1) Página web de Patrick Geryl  http://www.howtosurvive2012.com/htm_night/home.htm
(5) Para ver la ubicación de los volcanes utilizando Google Earth debes activar en las opciones a la izquierda de la ventana donde dice Layers > Gallery > Vlcanoes
Entrevista a Patrick Geryl en el 2009 anticipando la muerte masiva de animales por desorientación electromagnética. Para ver el video oprimir el link (3) más arriba.
Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

El fabuloso negocio de la fabricación y venta de armamento..

Dónde va a parar realmente el dinero que el pueblo paga en impuestos.

El costo promedio de un misil Tomahawk es de u$s 1.400.000 = Sólo sirve para usarse una vez, no puede fallar pues si no logra su objetivo en la única oportunidad que tiene, se habrá botado todo ese dinero para nada. Con el efecto colateral sumado de que si no acertó en el objetivo supuestamente militar, lo más probable es que destruya objetivos civiles y mate a decenas o cientos de civiles.

No deja de ser asombroso que aún hoy día haya mucha gente que crea en la utópica idea de que las guerras podrán detenerse tan sólo porque un presidente lo decida. No sólo es una falacia sino una idea mortal para quien intente sugerirla; El ex presidente Kennedy es el mejor ejemplo. Las promesas de Obama de “traer inmediatamente a nuestros chicos a casa” es otro ejemplo de un discurso pre-electoral sin sustancia. Y es que junto con la industria de la farmacéutica, la industria armamentista es uno de los pocos reales mejores negocios de este mundo. ¿Quienes están detrás de este tremendo negocio? Contrariamente a lo que algunos piensan, esta industria enriquece a bastantes personajes y da trabajo a muchísima gente. Los billones de dólares que se mueven detrás de las transacciones de compra-venta entre esta industria y los gobiernos más poderosos del planeta, alcanzan cifras astronómicas. Luego, el poder que los dueños de ‘la industria’ poseen hace que el poder adquirido por un presidente sea sólo un chiste, y en todo caso, uno de mal gusto. Así, los políticos y miembros de los gobiernos que “llevan la batuta” pasan a ser meros títeres con los cuales los hombres dentro del verdadero poder juegan como lo hace cualquier niño con su videojuego preferido.

Es fácil imaginar cómo funciona esta relación perversa entre el verdadero Poder y el poder figurado. Tenemos por un lado a estos dueños de la industria armamentista quienes descorchan carísimas botellas de champagne cada vez que estalla un conflicto con potencial de transformarse en una guerra. ¿Alguien duda que la única razón que nutre las arcas de esta ‘industria’ es la guerra armada? Supongo que no. Pero aún comprendiendo el modo en que todo esto funciona, la gran mayoría supone que algún día “alguien”, quizás un presidente revolucionario, tenga los pantalones de acabar con los conflictos armados. La utopía de las utopías!  No existe diferencia entre la mente pervertida de estos “señores de la guerra” y la de los capos de los carteles de la droga, pues ambos amasan sus fortunas a través de un denominador común: la muerte de ciudadanos inocentes. Sin embargo una inteligente aplicación semántica logra establecer cierto grado de indulto para los artífices de la guerra, y es que su industria se basa en la premisa de hacerle creer a todo el mundo que tanto sus letales armamentos como las guerras donde estos son utilizados tienen como fundamento o justificación “la defensa”. La defensa de la patria ¿Qué patria? ¿En verdad alguien puede creer que estas lacras tienen patria? Pero por suerte ni siquiera son ellos quienes expresan semejante engaño semántico de su propia boca sino que utilizan a sus títeres del orbe de la política.

Cuando vemos las cifras que mueve la industria de las armas (ver recuadro a la derecha del blog) quedamos atónitos y al mismo tiempo nuestra conciencia se precipita al comprender que no hay ni habrá un sólo hombre capaz de detener este negocio tan “perfecto”ara quienes lucran con él. Para comprender qué tanto abarca esta industria en términos de empleos, debemos pensar que tal como ocurre con la industria automotriz en donde no sólo existen las fábricas de vehículos sino también miles de pequeñas fábricas paralelas de autopartes; así mismo funciona la industria de las armas. Pequeños talleres se ocupan de pequeñas partes y sistemas que los fabricantes de armas sub contratan, haciendo que la cantidad de trabajos indirectos sea tal vez mucho mayor que el de los trabajos directos. Para comprender la magnitud de este negocio los invito a dar un paseo por la página web del Instituto de Investigación para la Paz Internacional en Estocolmo (pinchar en el link al pie), donde podemos ver detalladamente las cifras que dejan las ganancias de la muerte en nombre de la defensa de la patria. El link los llevará directamente al listado donde figuran las “top 100” empresas de la industria. Ellos son gigantes, enormes columnas de poder para quienes el resto de los mortales somos como hormigas molestosas. Mientras los ‘señores’ de la guerra se enriquecen cada segundo más, la Nación estadounidense experimenta una de las peores recesiones económicas de la historia con decenas de miles de personas perdiendo sus casas por no poder pagarlas, cientos de miles sin trabajo pasando forzosamente a formar parte del “club” de los pobres y en algunos casos de los indigentes.

Sin embargo debo darle el beneficio de la duda a los optimistas que creen que algún día estos gigantes de la guerra se enfrentarán con un astuto David, quien los derribará y los humillará sin piedad. En este sentido mi percepción de la realidad me hace un pesimista sin muchas esperanzas de que un cambio semejante pueda tener lugar; al menos en los próximos 40 o 50 años.. hasta el día que ellos, los dioses, vuelvan. Será un privilegio para todos aquellos que tengan la suerte de poder ver ese día llegar. No sé qué harán los anunnaki con nosotros ni qué actitud tendrán los ‘señores de la guerra’. Pero estoy seguro de algo, “la cosa se pondrá interesante”.

Sipri.org

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario